CREANDO A DOPPELGANGER #1

Crecer durante la década de los 80 tuvo sus secuelas. Si bien era lo suficientemente joven como para que los pelos cardados, las hombreras, las lentejuelas y los pantalones de tiro alto no causaran mucha mella en mí, algo dejaron. Confieso que aún se me ponen un poquito los pelos …