AJUSTE DEL VIBRATO DE UNA FENDER MUSTANG

Si algo caracteriza a Fender, a parte del tono de sus pastillas single coil, es el empleo en muchas de sus guitarras de puentes flotantes. Quizá el más conocido sea el trémolo sincronizado de la Stratocaster, pero la cosa no quedó ahí y diseñó diferentes sistemas para la Jaguar, la Jazzmaster, la Coronado, la Maverick, la Bronco y como no, de la que hoy hablo: la Mustang.

La Fender Mustang fue concebida y lanzada en 1962 como un modelo económico para estudiantes, de ahí su escala más corta de lo normal para facilitar el aprendizaje a jóvenes con manos aún pequeñas. Llevaba dos pastillas single coil con un curioso e incómodo sistema de conmutación que permitía activar, desactivar y cambiar la fase de cada pastilla. El puente, que era flotante, estaba inspirado en el de la Jazzmaster pero mucho más sencillo y barato de fabricar.

 

Tratándose de una guitarra de bajo coste y eclipsada siempre por sus hermanas mayores Tele y Strat, no es de extrañar que las tiendas de empeño estadounidenses, a mediados de los años 80, estuviesen llenas de estos instrumentos a precios de risa. ¿Y si tocaseis en una banda de grunge donde habitualmente los instrumentos acababan reventados en el escenario… de dónde los sacaríais? Exacto, de aquellas “pawn shop”. Esto explica el resurgir que tuvieron estas guitarras durante el movimiento grunge en aquellos años.

Centrándonos en lo que nos interesa, la Mustang era una guitarra muy cómoda de tocar pero, como casi todos los instrumentos económicos, la estabilidad de la afinación era una pesadilla. La realidad es que no existen guitarras de bajo presupuesto con puentes flotantes estables. No se pueden recortar costes en algo tan complejo como un sistema de vibrato. Si tenéis que comprar un instrumento barato, os recomiendo que sea un modelo con puente fijo.

Para complicar aún más la cosa, la guitarra que vamos a ajustar hoy se trata de una Squier, segunda marca de Fender fabricada en Indonesia y con unos materiales y controles de calidad mucho más bajos que los que cabría esperar de una Fender USA. Aún así, vamos a tratar de ajustarlo lo mejor posible y, de paso, entender los conceptos del mismo para poder enfrentarnos a cualquier tipo de instrumento.

El puente está inspirado en el de la Jaguar, pero a diferencia de estas, con una única ranura para el apoyo de las cuerdas. Estas van sujetadas a la pieza de cola que es directamente la pieza que se mueve cuando accionamos la palanca, pivotando sobre dos postes regulables en altura y que van cogidos a dos muelles por debajo de la placa metálica.

Para que la afinación sea lo más estable posible, en cualquier instrumento, debemos tener en cuenta un par de cosas:

-La cuerda debe ir lo más recta posible en todo su recorrido, desde el agarre en la pieza de cola hasta el afinador. Obviamente, tanto en la cejuela como en el puente necesitamos que la cuerda pase con un cierto ángulo para que presione sobre estas piezas, transmita sus vibraciones correctamente y no se salga de su lugar al rasguear.

-Debemos minimizar los puntos en los que la cuerda sufre fricción y aquellos que sean inevitables, como el puente y la cejuela, lubricarlos adecuadamente.

Aclarados estos puntos, pasamos a analizar el puente de nuestra guitarra.

En las imágines podéis ver, señalado en rojo, cómo las cuerdas están rozando en zonas del puente donde no deberían, como acabo de explicar. Si miramos de perfil vemos también un ángulo excesivo entre la pieza de cola y el puente.

 

Ajustamos este ángulo levantando la pieza de cola. Eso se hace accionando los postes con una llave allen. Soltamos las cuerdas primero, ya que vamos a aprovechar para cambiarlas. Al estar la pieza de cola tan baja, no podemos extraerlas, así que hay que levantarla igualmente.

Retiradas las cuerdas, podemos fijarnos bien en la cejuela, que como cabía esperar es de plástico: el mejor material para que nuestra guitarra se desafine constantemente. Surcos mal cortados, rebabas, suciedad… Las fotos hablan por sí mismas.

Una mejora razonable que se le podría hacer a esta guitarra es cambiar esa cejuela por una de hueso, de grafito o metálica de rodamientos. No sería la solución definitiva pero mejoraría bastante la estabilidad y el tono. De momento vamos a trabajar con lo que tenemos.

Limpiamos bien la cejuela y repasamos los surcos con limas del calibre adecuado para darles esa uniformidad y eliminar las rebabas. Hay que hacer esto con cuidado para no hacerlas más profundas, únicamente homogeneizar el espacio por el que pasa la cuerda.

Hecho esto, podemos aprovechar para hacer el mantenimiento rutinario de la guitarra, ya sabéis: limpieza general del cuerpo y la electrónica, limpieza e hidratación del diapasón, pulido de trastes, revisión de la tornillería… y aplicar grasa en los puntos por los que pasan las cuerdas: cejuela, guía de cuerdas de la pala y silletas del puente.

Colocamos las cuerdas y pasamos a ajustar su altura en el puente. El criterio aquí es el de siempre.

Hecho esto, pasamos a la pieza de cola. ¿Y cómo debemos ajustarla? Lo suficientemente alta para que las cuerdas no rocen en el chasis del puente, pero lo suficientemente bajo para que haya ese ángulo que presione las cuerdas sobre las silletas. No hay una medida concreta para este ajuste, pero podéis ver si las cuerdas están rozando pasando un papel por debajo. Si este pasa sin obstrucciones, vais por buen camino.

Una vez hecho esto, ya podemos realizar el ajuste de entonación con el mismo sistema de siempre y ya tendríamos la guitarra lista.

Por diseño y materiales empleados se trata de una guitarra que difícilmente se va a mantener afinada correctamente bajo el uso de la palanca. No hay nada que hacer, ni afinadores de bloqueo ni puente americano si es que existe… Como he comentado antes, creo que una buena cejuela mejoraría mucho el conjunto sin que supusiese una gran inversión (aquí tenéis cómo hacerla vosotros mismos). Pero con este ajuste, estando bien engrasadas las partes críticas y con un uso moderado de la palanca (lo siento, Steve Vai, esta vez no…), puede mantenerse relativamente bien la afinación. De todas maneras, la mayoría de los músicos usan estas guitarras para estilos noventeros… ¿y acaso no suenan mejor todos ellos un poco desafinados?

¡Hasta la próxima!

 

7 Comments

    1. Hola! Cualquier cejuela de grafito, hueso o Tusq mejorará tanto el tono como la de afinación, aunque me temo que en esta guitarra en concreto, el problema de la estabilidad no reside únicamente en la cejuela… no se si notarás un cambio apreciable, aunque seguro que en el tono general del instrumento sí.

      Saludos!

      1. Ramiro

        Gracias! Ya me llegó la guitarra, pero tengo un problema con la pieza de la cola y el puente, no encuentro el punto correcto para luego calibrarla… Bajé el puente hasta abajo, acaso tengo que dejarlo a una altura media?
        Y las cuerdas tienen que bajar hacia pieza de la cola de forma repentina? O apenas haciendo presión? Porque en el post dice que no hay un punto exacto pero necesito saber si tendría que usar el puente más alto, y de qué manera tienen que bajar las cuerdas hacia la pieza de la cola, perdon por las reiteraciones pero el instrumento es nuevo y quiero dejarlo en condiciones ya que me costó mucho conseguirlo gracias!

        1. Hola! Obviamente no hay un ajuste concreto para todas las guitarras ni todos los guitarristas, incluso en el mismo modelo. En el caso de la que yo ajusté, el puente estaba abajo del todo para conseguir una acción muy baja, pero la pieza de cola estaba lo suficientemente alta como para que las cuerdas estuvisen en un angulo donde hiciesen suficiente fuerza como para presionar en el puente con firmeza, pero también que las cuerdas fuesen lo más “rectas” posibles en su recorrido, para estabilizar al máximo la afinación al usar la palanca. Tendrás que encontrar ese punto según tus preferencias.

          Saludos!

    1. Ramiro

      Quiero comprarme una de estas squier mustang de indonesia y usarla SIN palanca para el tremolo, directamente sacarsela y dejarla asi, vos decis entonces que con un mantenimiento de estos que le haga cada 1 mes o menos la puedo mantener por mucho tiempo en condiciones para tocar en vivo sin joderle mucho el puente?

      1. Hola! esta guitarra es perfectamente estable si no usas la palanca. Es el punto debil en el modelo original de Fender, así que puedes imaginar que en una versión económica es incluso peor. Pero si no la utilizas, todo debe ir sin problemas.

        Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *