CAMBIANDO Y AJUSTANDO UN VIBRATO VINTAGE STRATOCASTER

No es la primera vez que menciono la importancia del puente en el tono final de nuestro instrumento. Al fin y al cabo, es la pieza donde las cuerdas van ancladas y la encargada de transmitir las vibraciones de estas a las maderas del instrumento.

Obviamente, el resto de puntos de contacto, como la cejuela y los afinadores son importantes, pero os aseguro que el puente es especialmente crítico.

El origen de esta modificación viene por mi insatisfacción con el tono y el ataque de una de mis guitarras, una Stratocaster color crema y mástil de arce montada a piezas. Creo que ya he hablado de esta guitarra en otras ocasiones, que es con la que me inicié hace muchos años en el cacharreo de instrumentos y ha ido evolucionando a lo largo de todo este tiempo, con varios mástiles, varias configuraciones de pastillas y electrónica, etc.

El puente, probablemente, sea de las pocas piezas (junto con los afinadores) que han permanecido a lo largo de todo este tiempo desde el principio. Compré un puente de probada calidad como apuesta segura, un Wilkinson-Gotoh VSVG, que es el puente que lleva instalda por ejemplo, la Ibanez AT100, guitarra signature del gran Andy Timmons.

P1110592

P1110593

El concepto es una pieza de sustitución para una Stratocaster vintage (se instala con los clásicos 6 tornillos en lugar de los 2 pivotes del trémolo sincronizado moderno) pero con algunas mejoras significativas. Para empezar, las silletas se fijan con un tornillo para evitar que se muevan al accionar la pala, lo que vuelve más estable la afinación y el quintaje. Los 6 agujeros con que el puente se fija al cuerpo son de mayor diámetro que los del puente original (explicaré más adelante por qué esto es una mejora). Los agujeros de las cuerdas que pasan a través del tone block están distanciados entre sí para mejorar el ajuste de quintaje. El sistema de inserción de la palanca es a presión y lleva un tornillo para ajustarla según el gusto del guitarrista. Y además, el tone block es de acero.

P1110601

P1110602

P1110603

P1110605

La pregunta más obvia es: ¿Por qué cambiar la pieza modernizada y evolucionada, por la primitiva y original? Pues como siempre, la respuesta está en el tono.

Como prestaciones, no vamos a negar que el puente Gotoh le da cien vueltas al diseño clásico. Es mucho más estable, más suave y más cómodo. Sin embargo, el original aporta indiscutiblemente el tono clásico de Stratocaster. La diferencia de materiales realmente no es tan grande, ambos llevan el tone block de acero y la base y las silletas cromadas, pero probablemente la cuestión está en la forma de estos y de cómo se apoyan en la base. El puente Gotoh VSVG aporta más frecuencias graves y medias graves, lo que puede derivar en un sonido fenomenal en una pastilla de puente, pero oscurecer demasiado el resto del conjunto, en especial la pastilla de mástil. El puente vintage original aporta ese tono afilado, el ataque y el campanilleo clásico que esperamos en una Stratocaster.

Con esto no quiero decir que el VSVG aporte un mal tono, sino que es un concepto más moderno en todos los sentidos, tanto de prestaciones como de sonido, y te puede gustar más o menos. Como decía antes, Andy Timmons lo lleva en sus guitarras y a él le funciona. En mi caso, quería un tono para mi Stratocaster lo más clásico posible, la estabilidad era algo secundario. Ahora debo decir, que con un correcto ajuste, este puente cumple muy bien, dentro de ser un diseño poco estable de por si.

El puente que voy a instalar es una réplica del original de Fender fabricado por Gotoh, con las mismas especificaciones y medidas y el tone block de acero, como ya he comentado. Lo adquirí una vez más en Herrera Guitars.

A modo de resumen, y aunque ya lo he comentado alguna vez en otra entrada, repaso los puntos claves para tener un puente vibrato (no Floyd Rose) con afinación estable:

-Afinadores: la cuerda debe estar limpia y ordenadamente enrollada, con aproximadamente 3 ó 4 vueltas. Si los afinadores son de bloqueo, mejor aún.

String Trees: las pequeñas piezas que dirigen las cuerdas desde la cejuela a los afinadores. Lo ideal sería prescindir de ellas si fuera posible, pero si no, aplicad grasa para que esten lubricadas y reducir la fricción lo máximo posible.

-Cejuela: El hueso y el grafito son los mejores materiales por su baja fricción. El TUSQ (marfil sintético) también está bien, es tan bueno como el hueso, pero conviene lubricarlo con una gotita de grasa. Existen las cejuelas tipo LSR, con pequeños rodamientos en los canales de las cuerdas, pero conllevan el problema que al ser metálicas cambian bastante el carácter de la guitarra.

-Puente: aparte del tipo de puente, la clave es un buen ajuste.

Bueno, pues una vez con los conceptos claros, pasamos a desmontar el puente antiguo para instalar el nuevo.

Lo primero, será retirar las cuerdas, como siempre, y a continuación, y ayudándonos con un alicate de punta fina, retiramos los muelles del tone block con cuidado.

P1110595

Una vez retirados los muelles, pasamos a extraer los tornillos que fijan el puente al cuerpo.

P1110598

Hecho esto, podemos extraer el puente por completo.

P1110599

Limpiamos bien la zona del cuerpo y colocamos el nuevo puente.

P1110608

Debemos asegurarnos de que al colocarlo, no roza con el golpeador en ningún momento, ya que eso podría producir que tras accionar el vibrato, el puente no regresase correctamente a su punto de reposo. Como veis, yo tuve que limar (de manera un poco chapucera, por cierto) un poco el lateral derecho.

Otro detalle significativo que podemos observar (aunque pueda parecer un error de paralelaje al tomar la foto) es que los agujeros del cuerpo no coinciden de manera exacta con los del puente, sino que están ligeramente desplazados. Esto puede provocar que al no estar el puente apoyado por igual sobre todos los tornillos, el movimiento del vibrato no sea uniforme a la hora de volver al punto de reposo. Esta es una de las mejoras que comentaba antes acerca del puente VSVG, cuyos agujeros eran más anchos de lo normal, al tener mayor holgura, se soluciona el problema. Esta es la razón por la cual Fender pasó del tremolo vintage al sincronizado de dos puntos que montan las Stratocaster modernas.

Colocamos los 6 tornillos que fijan el puente al cuerpo pero no los apretamos del todo, si no que los dejamos varios milímetros fuera. Aquí viene una de las partes más críticas del ajuste de este puente.

P1110609

Primero, vamos a ir apretando los tornillos de los extremos. Vamos bajando el primero hasta que la cabeza toque con la base del puente. Si seguimos girando vamos a ver cómo la base comienza a levantarse por detrás. Ese es el momento de retroceder y dejar el tornillo en el punto en el que la cabeza toca con la base, pero no la levanta. Es un ajuste muy delicado, que requiere de vista y paciencia. Hay que apretarlos muy despacio y retroceder al más mínimo movimiento de la base.

Una vez ajustados los tornillos de los extremos, continuad con los 4 restantes. Si el ajuste está bien hecho, la base debe tocar por todas partes con el cuerpo y debe pivotar sin problemas.

P1110610

P1110615

P1110611

P1110612

Ahora ya podemos colocar la garra nueva y soldar el cable de masa.

P1110606

P1110607

Colocamos los muelles. En este caso yo le voy a colocar 4, porque con esta cantidad el puente va más duro que con 3, pero las cuerdas no se desafinan casi al hacer bendings. 5 muelles aporta un tacto demasiado duro para mi gusto, así que 4 es un término medio. Dependiendo del calibre de cuerdas que uses necesitarás ponerle más o menos, para compensar la tensión. Yo uso un calibre normal del 0.10 a 0.46 y con 4 muelles va genial.

P1110625

Ya es momento de volver a colocar las cuerdas, recuerdas poner una gotita de grasa en las silletas del puente, la cejuela y los string trees.

P1110617

Como es la primera vez que colocas las cuerdas en este puente, asegúrate de que cuando las aprietes, la cuerda queda en el centro de la silleta.

P1110620

Afina la guitarra y mide la distancia que se ha separado el puente del cuerpo. Fender recomienda una distancia de 2,7 mm. aunque nosotros le vamos a dar un poco menos.

Marca esa medida en una herramienta pequeña (un destornillador pequeño en mi caso) para poder medir bien esa distancia. Si se encuentra más separado, tendrás que apretar los tornillos de la garra y reajustar la afinación hasta que consigas tener la guitarra afinada con el puente separado a la distancia deseada. Si por el contrario, está muy pegado al cuerpo, afloja los tornillos. Y si uno de los lados del puente está más levantado que el otro, actúa sobre el tornillo de la garra de ese lado.

Hazlo en giros de tornillo pequeños, de media vuelta o una vuelta como mucho.

P1110624

Recuerda que esto es para hacer un ajuste de puente flotante, para poder tirar de la palanca en ambas direcciones. Si por el contrario prefieres que la base apoye contra el cuerpo y tirar de la palanca únicamente en un sentido, aprieta los muelles hasta que la base toque con el cuerpo y al hacer bendings esta no se mueva. Ganarás en cuerpo en el tono y estabilidad de afinación, pero es menos divertido.

Hecho esto, y con la afinación estable, puedes pasar a realizar el ajuste de altura de cuerdas y de quintaje tal y como he explicado en las entradas correspondientes. Una vez listo, ya puedes empezar a emular a Jeff Beck.

Ten paciencia al principio, pues la guitarra se desafinará más de lo normal hasta que las cuerdas se asienten. Serán unas pocas horas, si el ajuste está bien hecho.

Respecto al tono, que era la principal razón del cambio, es lo que esperaba, sonido Stratocaster 100 %. Cierto es que este puente lo tenía instalado en mi otra Stratocaster y pude probar a cambiarlo antes de pedirlo e instalarlo. Jugaba sobre seguro. Ya he comentado en varias ocasiones que creo que el puente en una pieza más que clave en el tono final del instrumento, y tras este cambio, me reafirmo.

También aclarar que el tremolo vintage no es un Floyd Rose. Aguantará la afinación correctamente si hacéis un uso sutil del mismo; hasta el final de la canción si lo usáis a lo Hendrix en sus ratos tontos y unos 15 segundos si pretendéis usarlo a lo Steve Vai. ¡Avisados quedáis!

P1110699

 

3 Comments

  1. Anónimo

    Yo tengo una duda, tengo una stratocaster vintage, la hot rod 62, la he adquirido con el vibrato bloqueado, y había pensado en desbloquearlo en un luthier, lo que pasa es que al igual que toco en E, en mi casa también toco muchas veces en Eb para tocar algún tema de Hendrix y tal….

    Mi duda es… si debloqueo el puente y bajo un semitono la afinación con cuerdas 0.9, se notará mucho?

    1. Hola! Pues en principio no deberías tener ningún problema al bajar medio tono la afinación, lo único que igual las cuerdas quedan con un tacto demasiado blando. Puedes probar en algún momento a ponerle 0.10 para que queden más firmes, que la diferencia con 0.09 no es mucha y además las guitarras con single coil lo agradecen.

      Saludos!

      1. Anónimo

        El anterior propietario, un gran profesional, la quintó y tal para 0.09 ya que así se rompían menos las cuerdas, pero el puente lo bloqueó porque no usaba el vibrato y así ganaba en tono. Muchas gracias, bueno saber que si bajo medio tono para un rato, no tengo que reajustar el puente ni nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *