FENDER TELECASTER CLASSIC PLAYER BAJA 60

Se veía venir. Todo empezó con un velado interés por esas guitarras tan feas, tan simples, tan asociadas, así a primera vista, al pop y al rhythm and blues. Después necesité una guitarra para los viajes y pensé, ¿qué mejor que ese trozo de madera? aguanta lo que le echen, fácil de ajustar… Y llegó la Jack and Danny Tele. Y ahí, justo ahí, surgió el amor. La fealdad se convirtió en atractivo y la simplicidad en una cruda sencillez casi erótica, y así, ese espartano trozo de madera de poco mas de 90 € llegó a ser una de mis guitarra favoritas. Y es que el amor es así y todo lo puede, amigos. Tras tantos años siendo un enfermo de la Stratocaster (que lo sigo siendo, ojo), revivo la pasión de la mano de la primaria creación de Leo Fender.

IMG_2742

¿Por qué la Fender Telecaster Classic Player Baja 60? Pensé que si una guitarra económica me había calado tanto, ¿qué podría esperar de un instrumento algo más cuidado y con componentes mejor seleccionados? Como ya sabréis los que sigáis este blog más a menudo, conoceréis mi opinión acerca de este modelo de guitarra que se concibió para ser fácil de fabricar, ensamblar y ajustar. De verdad creo que una buena Telecaster no tiene por qué ser cara. Los acabados son sencillos y la electrónica y el hardware, nada sofisticados.

Hace algunos años, Fender introdujo en catálogo un modelo de Telecaster que reunía las mejores características de las épocas pasadas y las modernas, concebida en la Custom Shop. El modelo se llamó Classic Player Baja, ya que estaba fabricada en la factoría de Ensenada (México) e inmediatamente fue un éxito rotundo. La guitarra, con cuerpo de fresno y grueso mástil de arce de una sola pieza con perfil V, fue objeto de excelentes críticas debido a su imbatible relación calidad-precio.

Los más avispados os habréis dado cuenta de que se trata de un modelo claramente inspirado en las Telecaster de los años 50. Tras el ya comentado éxito, Fender decide repetir formula con otra guitarra, esta vez tomando como base la Telecaster de los años 60; de ahí el nombre del modelo que hoy nos ocupa.

Entre las características en común con su hermana primogénita encontramos los 21 trastes medium jumbo, el radio de diapasón , el tipo de puente, el conmutador de pastillas de 4 posiciones y el switch S1. Y aquí acaban las semejanzas. En esta encontramos un cuerpo de aliso y un mástil de arce con el perfil C con diapasón de palorrosa. Las pastillas son diferentes también, American Vintage Tele 58 y 52. Pero vamos a verla en detalle.

Empezando por la pala, nos encontramos unos afinadores, probablemente fabricados por Fender, replicando los Kluson clásicos en estas guitarras. Disponen de un hueco para introducir la punta de la cuerda y funcionan correctamente, sin holguras. También en la pala vemos que monta un único string tree con separador en forma de mariposa, históricamente correcto, y el logo de Fender en color plata.

IMG_2754

IMG_2752

La cejuela que monta es de hueso sintético, que aporta un buen tono y sustain, si bien tuve que hacerle algunos ajustes para bajar la acción, que venía un poco alta. Respecto al perfil del mástil, según Fender, se trata de 60s C, que es ligeramente más delgado que el C moderno y bastante más delgado que el V de la Baja original. Los trastes son medium jumbo, muy bien pulidos y con los bordes bien trabajados. El bonito diapasón es de una única pieza de palorrosa. El acceso para el ajuste del alma lo encontramos en la parte inferior, pegado al cuerpo.

IMG_2753

IMG_2751

IMG_2749

El cuerpo, como ya hemos comentado, es de aliso, que ofrece un tono un poco más balanceado en frecuencias que el fresno, la madera original con que se empezó fabricando la Telecaster en los años 50. El acabado, en este caso, es un azul claro llamado “Faded Sonic Blue” con el golpeador “Mint Green” de 3 capas para darle un aspecto más vintage. La pintura es poliéster brillante, como cabía esperar dado su contenido precio. El peso total del instrumento alcanza los 3,5 Kg.

IMG_2743

El puente es el clásico con cuerdas a través del cuerpo y tres silletas de latón, que permite un ajuste de octavación bastante digno, que no perfecto. Estas permiten a las cuerdas una correcta alineación con los polos de las pastillas.

IMG_2745

En el apartado de pastillas nos encontramos una American Vintage Tele 58 en el puente y una 52 en el mástil. Me parece una gran elección esta combinación, hablaré de ellas más adelante.

IMG_2744

IMG_2748

El resto de la electrónica la componen un control de volumen y de tono master, un selector de 4 posiciones (que añade una combinación más a las 3 clásicas de Telecaster: puente + mástil en serie), y el switch S1, integrado en el potenciómetro de volumen, que nos va a permitir realizar cambios de fase en las posiciones donde actúen ambas pastillas a la vez.

IMG_2747

Echando un vistazo a sus tripas, nos volvemos a sorprender gratamente: conmutador fabricado por Fender de una calidad más que aceptable y potenciómetros CTS originales de 250k. El detalle de los condensadores es mejorable, pero bueno, por un componente tan económico y fácil de cambiar, no nos vamos a enfadar. Además funcionan en un amplio rango de frecuencias. Sin embargo, como la vida es una de cal y una de arena, debo decir que al extraer la electrónica para hacer la foto, dos cables se soltaron de su lugar, debido a unas soldaduras bastante mediocres y a la cantidad excesiva de rígido cableado para el hueco disponible en la guitarra. Recomiendo pegarle un buen repaso con el soldador para evitar sorpresas desagradables en el momento más inoportuno.

IMG_2797

IMG_2798

IMG_2799

Ya con el destornillador en la mano, levantamos el golpeador para echar un ojo en las intimidades de la guitarra. Encontramos los tornillos de ajuste de altura de la pastilla de mástil y el hueco (un poco exagerado) que han dejado para permitir el ajuste del alma del mástil sin tener que desmontar este. Aquí podemos observar también cómo el zócalo del cuerpo está muy ajustado al mástil, aunque en las fotos no lo parezca del todo.

IMG_2759

IMG_2758

El conector de jack está en el lateral y es del tipo “cazoleta”, muy bonito pero olvidaos de conectar jack acodados, al menos los Neutrik que son los que yo uso.

IMG_2757

Respecto al tacto resulta muy cómoda. Si bien tuve que ajustar la cejuela y la altura de las selletas para dejarla más cómoda, es un mástil muy fácil de tocar y los trastes y el radio de diapasón moderno ayudan en gran medida en esa tarea.

Respecto al sonido, es impresionante. Cuando la probé en la tienda estuve un buen rato tocando con ella desenchufada, ya que el sonido acústico que sacaba era fantástico. Ese sonido nasal, con ataque, y sobre todo con un inusual sustain y prácticamente sin puntos muertos en el diapasón. Se auguraba un gran sonido amplificado y efectivamente: las pastillas recogen perfectamente el sonido natural del instrumento. Como dije arriba, me parece una gran elección esta combinación de pastillas. La pastilla de puente es tal y como esperas, aguda, afilada y con un buen nivel de salida. Y si la pastilla de puente es buena, la de mástil es, contra todo pronóstico, sobresaliente. Cálida, articulada y con una personalidad cercana a la pastilla de mástil de Strat. Respecto a la posición extra del conmutador (mástil+puente en serie) tenía mis serias dudas en cuanto a su utilidad, pero la verdad que aportan una versatilidad enorme, con ese tono pseudo humbucker. El switch S1, que cambia la fase en las posiciones de pastillas combinadas, es una opción a la que, a día de hoy, no le encuentro demasiada utilidad. Para que os hagais una idea, podríamos calcar el sonido de “Rumble” de Link Wray con la posición 4 del selector y dicho switch activado.

En conclusión, una guitarra que sorprende por su excelente relación calidad-precio y, excepto que nos queramos poner muy exquisitos, es perfectamente usable tal y como viene de stock. Acabados sencillos pero fantásticos, cómoda de tocar, sonido Telecaster sesentero 100%… ¡muy recomendable!

 

 

 

 

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *