HARDWARE y demás…

Voy a dar un pequeño repaso de los tipos de hardware disponibles para guitarra y una breve explicación de, en mi opinión, sus pros y sus contras. La mejor manera de acertar con el hardware es saber a grandes rasgos qué es cada cosa y qué hace, para evitar sorpresas y dejarte una pasta…

PASTILLAS

Las pastillas, pickups o micrófonos son las encargadas de recoger el sonido de las cuerdas de la guitarra, como ya sabréis.

Las pastillas para guitarra se pueden dividir en magnéticas y piezoeléctricas, siendo más comunes las magnéticas, que son las que todos conocemos. Las piezoeléctricas suelen ir localizadas en los puentes de las guitarras, pues funcionan por presión, no por campo magnético, y están pensadas para dar un sonido más natural, perfecto para  recoger tonos acústicos, y necesitan un hueco extra en la guitarra para alojar la pila y la circuitería necesaria (previo, filtro, etc.). La ventaja de tener el piezo es que puedes dar el pego al tocar pasajes de acústica en una eléctrica sin cambiar de guitarra. Como ejemplo podéis ver muchas de las guitarras MusicMan  John Petrucci signature (Dream Theater) que llevan de serie este tipo de pastilla.

Las magnéticas podemos dividirlas en dos grupos, de bobinado sencillo o single coils y de doble bobinado o humbuckers. No voy a enrollarme explicando en qué consiste el funcionamiento de las pastillas magnéticas porque para eso está la wikipedia, pero os diré que la diferencia fundamental entre ellas es el ruido de fondo de 50HZ de la red eléctrica (en inglés, “hum”) que padecen las pastillas de bobinado sencillo y que las dobles no.

Dependiendo de los tipos de imanes con los que estén construidas tendremos mayor o menor salida (corriente en mV que genera la pastilla y que es mandada al amplificador). Los más normales son los imanes de ALNICO (aleación de ALuminio, NIquel y CObalto) II, III y V (en orden creciente de salida) que se asocian a sonidos de corte más vintage y cálidos, y los imanes cerámicos, que aunque se les acusa de ser más fríos y asépticos (aunque hay modelos y modelos), tienen por el contrario mayor salida.

Una pastilla con mayor salida saturará antes el previo del amplificador (o el pedal de turno que tengamos puesto antes) y obtendremos un sonido más potente, a cambio de, generalmente, perder algo de carácter y personalidad de la propia guitarra debido a la mayor compresión. Esto no es algo necesariamente negativo, pero es una característica a tener en cuenta cuando consideremos las prestaciones que queremos en nuestro instrumento.

Pastillas de Bobinado sencillo (single coils):

Las pastillas que tradicionalmente asociamos con las guitarras Fender. Existen muchos tipos diferentes, pues las pastillas de Stratocaster, Telecaster y Jaguar, aunque son todas single coil, son diferentes, pero también están las P90 o las lipstick. Todas estas pastillas se caracterizan por un tono rico en agudos y medios agudos muy apropiados para sonidos limpios y por un ruido de fondo  insoportable cuando las sometemos a moderados niveles de saturación.

Single coil

Ya que la gran desventaja de las single coils es su ruido de fondo y susceptibilidad a interferencias cuando las saturamos, los fabricantes han ideado diferentes sistemas para acabar con ello tratando de mantener el carácter de estas pastillas con más o menos éxito.  Fender, Kinmann, Dimarzio… existen un montón de opciones de precios variados y respuestas muy diferentes. No puedo hablar de todos los sistemas porque no los he probado, pero la opinión más extendida es que no puedes eliminar el “hum” de estas pastillas sin cargarte algo de su personalidad. Entonces, ¿merece la pena? Eso depende de lo que sea más importante para cada uno, tono auténtico o ruido de fondo. Como veis hay que buscar siempre una solución de compromiso.

Pastillas doble bobinado ( Humbucker):

HumbuckerLas pastillas humbucker son las que tradicionalmente asociamos a las guitarras Gibson.

Dentro de este tipo nos encontramos también en este grupo las mini-humbuckers, de tamaño más reducido y con un caracter más agudo, y las maravillosas Filter’tron, asociadas con guitarras Grestch.

Las humbucker son pastillas que dado su doble bobinado suelen dar mayor salida que las single coils. El hecho de que el sonido sea recogido por dos imanes paralelos en lugar de uno hace que su sonido no sea tan definido y cristalino como las single y destaquen más en medios-graves y graves.

Este sonido, más espeso, las hacen ideales para muy diversos estilos, desde jazz y blues hasta sonidos más extremos donde aguantan bien los altos niveles de distorsión.

Existen también pastillas humbucker en tamaño de single coil. Es una buena solución si queremos añadir una pastilla de este tipo a nuestra Strat sin tener que modificar el golpeador y el hueco en el cuerpo. Existen muchos modelos y las más famosas son de Dimarzio y de Seymour Duncan. Estos fabricantes tienen su modelo en versión humbucker y en versión S (Strat)  pero hay que tener en cuenta que estas pastillas tienen un tono característico y aunque las quieran llamar igual, no lo son. Es obvio, ya que físicamente tanto los componentes como el campo magnético que actúa sobre las cuerdas de la guitarra de una pastilla y de otra no tienen nada que ver. Con esto no digo que sean malas, ni mucho menos, solo que podemos llegar a pensar que una cosa es equivalente a la otra, y no es del todo así. Podéis escuchar, por ejemplo, el tono de la Fender Telecaster signature de Ritchie Kotzen que monta este tipo de pastillas.

Una última categoría de la que hablar dentro de las pastillas sería la diferenciación entre pastillas activas y pasivas.

Pastillas activas

Las pastillas activas se reconocen fácilmente ya que necesitan la alimentación de una pila para que puedan funcionar. Normalmente son pastillas de muy baja impedancia y débil campo magnético que se valen de un preamplificador para aumentar su señal de salida. Este débil campo magnético permite a las cuerdas vibrar más libremente que las pastillas normales derivando esto en un sonido más limpio y puro de cuerda. El preamp termina de rematar la jugada, ofreciendo más armónicos y mayor salida que dan un tono más cañero. Son muy populares en guitarras orientadas hacia estilos Metal y Hardcore, aunque guitarristas como David Gilmour o Steve Lukather también las han usado en sus guitarras.

Puede parecer un avance pero, como todo de lo que estamos hablando, cuando ganas unas cosas sueles perder otras. Este sonido tan “perfecto” suele ser acusado de no respetar el sonido del instrumento en su conjunto, sino solo el tono de la propia pastilla, y además está el, para mí, engorroso asunto de la pila.

No se deben confundir las pastillas activas con la circuitería activa que traen algunos bajos de todas las gamas. Estos también llevan pilas pero en este caso suelen ser para alimentar circuitos de boost o de refuerzo de ecualización, muy útiles bien para compensar unas pastillas y/o mueble mediocre, bien para darle mayor versatilidad al instrumento.

AFINADORES

Esos mecanismos que van en la pala de la guitarra, donde van enganchadas las cuerdas y que sirven para tensarlas o destensarlas… en fin, los afinadores.

De una manera práctica voy a hacer distinción entre únicamente dos tipos, los afinadores tradicionales y los de bloqueo.

P1070553Los más puristas del tono dicen que los afinadores tradicionales aportan mucho mejor tono y que los de bloqueo son blasfemia… No puedo opinar en cuestión de tono, pero desde luego sí en cuestión de estabilidad de afinación y sencillez a la hora de montar las cuerdas, donde creo que los afinadores con bloqueo marcan una gran diferencia, sobre todo si usamos un puente vibrato sin bloqueo en la cejuela.

Existen dos medidas básicas para lo afinadores, de 8mm y de 10mm y habrá que tenerlas en cuenta a la hora de elegirlos ya que debe coincidir con el tamaño de los agujeros en la pala de nuestro instrumento. Si quieres instalar unos afinadores de 10mm y los agujeros de tu guitarra son de 8mm tendrás que agrandarlos con taladro y una broca de 10. Para el caso contrario existen unas piezas de transición que te adaptan un afinador pequeño a un agujero grande.

PUENTES

El puente es la pieza o piezas donde van ancladas las cuerdas y que generalmente tienen piezas móviles para poder ajustar la octavación o quintaje, y altura de cuerdas.

Básicamente hay dos tipos de puentes, los fijos y los móviles.

Puentes Fijos:

P1070551

Dentro de los fijos podemos encontrarnos, como su propio nombre indica, puentes que no se mueven de su sitio. Los Tune-O-Matic de Gibson, los Hardtail o los puentes que montan las Fender Telecaster son los más conocidos de una amplia lista. Al igual que las pastillas, existen muchos modelos, casi tantos como guitarras, pero todos vienen a ser más o menos lo mismo.

P1070550La gran diferenciación, a nivel práctico, que podríamos hacer dentro de este grupo es los puentes donde las cuerdas pasan a través del cuerpo (string through body) y en los que las cuerdas enganchan en la tapa de la guitarra (top loaded) bien, mediante un cordal o bien en el propio puente.

Los primeros, que se encuentran tradicionalmente en muchos modelos de Fender (Telecaster, Strats con puentes hardtail , bajos Jazz Bass…), pero también en guitarras ESP, Ibanez, etc. se caracterizan por aportar un gran sustain y un mayor ataque, con un sonido más percusivo que los puentes fijos Top Loaded.

Puentes Móviles:

Aquí incluiremos básicamente los dos tipos más comunes de puentes móviles, los vibratos estilo vintage (introducidos tradicionalmente en las guitarras Fender Stratocaster)  y los puentes flotantes de bloqueo tipo Floyd Rose.

Hay muchos modelos, como los que montan las Fender Jaguar, los Bigsbi o los Khaler, pero al igual que antes, estos son los más extendidos y la filosofía de construcción de los restantes no es demasiado diferente.

Vibrato Vintage:

P1070552Es, como he comentado arriba, el puente por excelencia introducido originalmente en la Fender Stratocaster. Este bascula sobre 6 tornillos (2 en los modelos más actuales) en equilibrio entre la tensión que ejercen, por un lado, las cuerdas y por otro lado los muelles a los que está sujeto por la parte trasera de la guitarra. Un puente legendario por su escasa estabilidad de afinación, aunque en los últimos años la mejora en los diseños y en los ajustes está devolviéndole “usabilidad”.  La parte buena es que el hecho de que sean un sistema sin bloqueo de cuerdas en el puente o la cejuela, a diferencia  del Floyd Rose, hace “respirar” mejor a la guitarra y mejora el tono, o al menos es lo que aseguran muchos entusiastas del tono strat vintage. Personalmente, creo que otro punto a su favor es la relativa facilidad para ajustarlo.

Puente flotante tipo Floyd Rose:

Floyd RoseEste puente, que lleva el nombre de su inventor, es la evolución del vibrato vintage que desarrolló el joven Floyd harto de tener que re-afinar cada dos minutos cada vez que trataba de emular a Hendrix.

El sistema es básicamente el mismo que el vibrato vintage con las diferencias de que pivota con dos cuchillas sobre dos puntos en lugar de 6, las silletas de las cuerdas van bloqueadas para evitar perder los ajustes de quintaje y lo más importante, una cejuela especial con bloqueo.

Lo característico de este puente es que se suele encontrar configurado como flotante, es decir, en ningún momento apoya sobre el cuerpo de la guitarra directamente, lo que permite tirar de la palanca en ambas direcciones desafinando o sobre afinando, aunque ya digo que cada vez aparecen más modelos donde es posible configurarlo de diversas maneras.

Un puente Floyd Rose (o imitaciones) de calidad y bien ajustado aguanta lo que le eches. Dale un vistazo a los temas de Steve Vai, por ejemplo, para comprobarlo.

Dado que la altura de las cuerdas no es ajustable individualmente, sino en bloque, suelen ir instalados en guitarras con radios de diapasón más o menos planos, de 14” o 16” en adelante.

La contrapartida de este puente es que el hueco que necesitas en el cuerpo es bastante mayor que para un puente estilo vintage, los ajustes (es difícil perderlos porque las silletas van bloqueadas, pero eso también las hace más laboriosas de ajustar) y el tono que aporta a la guitarra, ya que, por su construcción las cuerdas vibran entre una cejuela con bloqueo y un bloque de metal donde van ancladas, con lo cual se suele decir que este puente ignora un poco el papel del mueble del instrumento sobre el que va montado. Personalmente, aunque no es mi puente favorito, no creo que esto último sea totalmente cierto.

POTENCIÓMETROS y otras piececitas electrónicas

DibujoEsa pequeña parte de la guitarra que giras para escuchar mejor a tu madre cuando te grita desde la cocina es el potenciómetro de volumen.

Los controles de volumen y tono de la guitarra, esos grandes desconocidos para muchos guitarristas, tienen un papel fundamental no solo en la versatilidad del instrumento, sino también en el tono y la manera de comportarse.

Existen dos tipos de potenciómetros, los logarítmicos y los no logarítmicos, y esta diferencia es sumamente importante.

Nuestro oído no se comporta, respecto al sonido, de una manera lineal, es decir, cada incremento de unidad de presión acústica (dB) no se percibe proporcionalmente, si no que con cada incremento de 3dB tenemos el doble de dicha presión. Es decir, que la diferencia entre dos señales, una de 20db y otra de 23dB es el doble de presión acústica. A este comportamiento se le llama “logarítmico”.

Un potenciómetro común, no logarítmico, con una resistencia proporcionada en todo el recorrido nos daría la sensación de que al girarlo, no baja el volumen, hasta que llegaríamos a un punto en el que cortaría todo casi de golpe.

Como todo en el hardware de la música, depende del gusto y del uso, pero generalmente los potenciómetros de volumen en las guitarras suelen ser logarítmicos. Los de tono, sin embargo no es algo tan crítico y si más cuestión de gustos. Recomiendo probar ambos en estas posiciones.

Los valores tradicionales para los potenciómetros según las pastillas instaladas suelen ser:  250 K ohm. para pastillas single en volumen y tono; y de 500K ohm. para pastillas humbucker, también en volumen y tono. A mayor valor de resistencia, más frecuencias agudas dejan pasar, con lo cual si tienes unas pastillas con muchos graves, puedes compensar un poco poniendo un potenciómetro, por ejemplo, de 1M ohm.

Hay algunos llamados push-pull que no son otra cosa que potenciómetros normales con interruptores sencillos o múltiples que aportan más posibilidades al circuito del instrumento.

Condensadores

Orange DropLos condensadores, junto sus potenciómetros correspondientes, son los que conforman los circuitos de tono del instrumento.

En instrumentos pasivos (sin circuitos alimentados por pila) son filtros que atenúan los agudos, al contrario que en instrumentos con circuitería activa que permiten tanto la atenuación como la amplificación de la frecuencia sobre la que actúan.

Como era de esperar, hay multitud de marcas y de valores que se pueden emplear.  Hay cientos de páginas en foros de gente hablando de unos y de otros…  Personalmente, mi consejo es que probéis algunos, pero sin volveros locos… y sobre todo, al igual que con los potenciómetros, que sean de calidad, ya que son piezas relativamente baratas y te ahorrarán muchos dolores de cabeza.

Conmutadores de pastilla, Jack de entrada, microswitch…

No hay demasiado que contar sobre estas piezas, aparte de cómo acabo de decir con el resto de la electrónica, que sea de calidad. Muchas opciones según el circuito que quieras llevar a cabo, precios, modelos, calidades… Recordad, mejor chasis de metal que de plástico. Ya sé que es difícil apreciar la calidad cuando compras por internet, pero en esos casos de incertidumbre id a marcas buenas, como Switchcraft o CTS y aunque suene típico, la mayoría de las veces un “Made in Usa” es buena señal.

Cableado

Ríos de tinta se ha escrito, se escribe y se escribirá sobre el cableado de las guitarras.

Si el trabajo es sobre uno de esos instrumentos vintage que necesitan ser respetados al milímetro para que no se vean devaluados, o una réplica moderna de esos monstruos, aún se fabrican y venden los cables coaxiales de Gibson, los de funda de algodón de Fender, etc…

Si no es algo tan concreto, un cableado flexible de cobre de buena calidad (no cables de altavoz o de corriente reciclados…) sirve perfectamente bien. Ten en cuenta que generalmente solo se usan cables muy cortitos para hacer pequeños puentes en la circuitería y la mayoría de ellos son masa/tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *