MEJORANDO UNA STRATOCASTER ECONÓMICA PARTE II

MANOS A LA OBRA!!

Bueno, pues lo primero que tenemos que hacer es un chequeo de la guitarra para ver que todo funciona bien y detectar posibles problemas. Si la guitarra es vuestra ya los conoceréis pero si es de un amigo, como es mi caso, es mejor tener claro todo lo que le ocurre para no tener que desmontarla de nuevo una vez terminada.

Enchufadla, tocad y tratad de escuchar trasteos, zumbidos en el mástil o la cejuela, ruido de electrónica subiendo y bajando los potenciómetros, ruidos en el jack de salida moviendo el cable, el conmutador de pastillas… En fin, maltratadla un poco (con cariño, no queremos romper nada) y apuntad o quedaos con la copla de los problemas detectados. Es importante también que recordéis más o menos la altura de las cuerdas y el grado de arqueo del mástil.

Lo siguiente, obviamente, es retirar las cuerdas. Os recomiendo que os ayudéis con un enrrolla cuerdas o stringwinder, que son muy económicos y vienen la mar de bien.

Una vez desenrolladas hay que soltarlas del puente. Aquí hay que tener cuidado para que las afiladas puntas de las cuerdas no arañen el acabado de la guitarra o incluso el metal del puente. Si no tenéis interés en conservar las cuerdas viejas, cortad las puntas con unos alicates para facilitar la tarea.

Colocamos la guitarra en nuestra mesa de trabajo y la limpiamos del polvillo que pudiera tener con una brocha de pelo (mejor que las de plástico) primero y, si fuera necesario, con un trapo suave de algodón.

PULIDO DE TRASTES

IMGP2666Para el pulido de trastes necesitaremos proteger el espacio de madera que hay entre ellos, así que usaremos cinta de carrocero o pintor para cubrir el diapasón y dejar solo al descubierto los trastes.

Con lana de acero nº 000, o también llamada “torta fina” (lo encontrareis en cualquier ferretería, con un rollo del tamaño de un puño tendréis para media vida) frotaremos los trastes, uno por uno, suavemente, de arriba abajo hasta que queden brillantes y no quede rastro de esa pátina gris mate de la que se suelen cubrir. Recordemos que queremos solo pulirlos, no  nivelarlos, así que unas cuantas pasadas por cada traste deberían ser suficientes. La superficie debe quedar suave al tacto y brillante.  En ocasiones podremos observar pequeñas mellas en los trastes, sobre todo, en la zona donde apoya la 6ª cuerda. Como ya dije, el material de los trastes en estos instrumentos no es muy bueno y se marcan y abollan con facilidad. El pulido los suavizará un poco, pero tendremos que vivir con ello, de momento…

Hay que tener cuidado con las limaduras de metal que se generan al hacer esto. Hacedlo en los sitios más ventilados posibles (una terraza es ideal) y mucho cuidado si tenéis mascotas, pues no es bueno que lo aspiren o lo coman.  Si no disponéis de una terraza o similar, tratad te tener el residuo lo más controlado posible sobre la mesa y recogedlo inmediatamente en cuanto terminéis con un trapo húmedo.

Squir strat coverPara evitar que estas virutas de metal se os cuelen por toda la electrónica (se verán atraidas por las piezas polares de las pastillas) podéis cubrir la electrónica con papel y cinta de carrocero y al terminar limpiarlas con una brocha antes de quitarlo.

Una vez hecho esto, ya podemos retirar la cinta de carrocero del diapasón. Si se encuentra muy sucio, con marcas de sudor, habrá que limpiarlo primero. Aquí podemos hacerlo de varias maneras, pero dado que en estos instrumentos lacados con barniz poliuretano son bastante duros, yo opté por limpiar con esencia de trementina o aguarrás (mejor del natural que del sintético que se usa para limpiar brochas de pintura, podéis encontrarlo en droguerías industriales) aplicada con un trapo y frotando hasta que la roña desaparezca. La esencia de trementina te permite una limpieza profunda y fácil, y no daña las maderas sin tratar (palorrosa, ebano, pau ferro, etc.) como podría hacerlo el alcohol u otros productos similares que resecan la madera.

Si la guitarra tiene un acabado en nitrocelulosa mejor usad un producto limpiador de madera natural con base de aceite. En las drogerías industriales y en tiendas especializadas en madera podreis encontrarlos.

IMGP2669En cualquier caso, lo siguiente tras haber limpiado el diapasón es tratarlo con aceite especial. Yo utilizo uno de limón que vende Dunlop (en tiendas de guitarras lo encontrareis sin problemas) en un bote de 118 ml que dura una vida…  antes usaba uno de la marca Gibson, llamado “Luthiers Choice”. En fin, hay muchas marcas en el mercado y creo que todas cumplen más o menos por igual.

Con un trapo limpio de algodón vas frotando el producto en círculos por todo el diapasón y esperas a que lo absorba. Mientras, puedes ir haciendo otras cosas. Personalmente, si veo que lo absorbe muy rápido (en un par de minutos), vuelvo a darle otra pasada con el trapo. Lo que no absorba pasados 10 minutos, retíralo con un trapo limpio y frótalo hasta que quede brillante. Después, haz lo mismo con cada traste. Esto debería dejarnos un diapasón impecable con unos trastes brillantes!

APANTALLANDO LA ELECTRÓNICA

Habiendo ya dejado el diapasón mejor que nunca, es hora de levantar el golpeador y apantallar el hueco de la electrónica. El objetivo de esto es básicamente “blindar” el hueco donde está contenida la electrónica para evitar que se cuelen interferencias electromagnéticas que al amplificar el sonido aparecen como molestos ruidos de fondo.

Antes de empezar con ello, os recomiendo la lectura de los completisimos articulos sobre apantallado de guitarras en la página de www.pisotones.com  para que entendais en que consiste.  Este metodo que os presento aquí es un poco diferente (e infinitamente más sencillo) y según la teoria no debería de funcionar bien (debido a los bucles de masa), sin embargo a mí me funciona, tanto en casa como en situaciones de directo donde las condiciones de corriente AC como las interferencias y radiaciones electromagneticas son bastante más críticas.

Todo lo que se necesita es un destornillador de cabeza Philips (estrella de toda la vida) y una llave inglesa para desmontar el golpeador y los potenciómetros, unas tijeras y cinta adhesiva de aluminio. Es muy importante que esta cinta tenga continuidad eléctrica cuando pegues una capa sobre otra. Lo podéis encontrar en ferreterías y centros de bricolaje, incluso en bazares de “Todo A 1€”, aunque si optáis por esta última opción, os recomiendo que llevéis vuestro propio multímetro (si tenéis) y haced la prueba de la continuidad subrepticiamente antes de comprarlo…

Esto es tan sencillo como ir cortando trozos más o menos del tamaño de los huecos e ir pegándolos. Todo el hueco de la electrónica debe quedar cubierto, incluido el hueco del Jack. Cuidado aquí al montar la placa del Jack de nuevo, pues hay que procurar que ninguna parte del conector llegue a tocar nunca las paredes del hueco cubiertas con el aluminio.

IMGP2664

IMGP2675

Un par de capas o tres, tanto en el hueco de la electrónica como en el golpeador, darán el grosor suficiente para que el apantallado sea efectivo.

En el golpeador es mejor usar tiras largas y los huecos de las pastillas y los potenciómetros que queden cubiertos se pueden recorswitchcraft

tar, una vez puestos, con un cutter o cuchilla afilada. Cuidadín con los bordes de la cinta de aluminio que pueden quedar afilados y hacernos un corte (no demasiado grave, pero de los que escuecen).

Hay que recordar dejar un borde de más o menos medio centímetro de cinta para luego “aplastarlo” con los dedos y que haga un pequeño relieve, para que al poner el golpeador encima,  ya apantallado, haga buen contacto por todas partes y la electrónica quede dentro de una “caja blindada” lo más sellada posible. En cuanto a la conexión a masa, se realiza  a traves de los chasis de los potenciómetros, que están en contacto con el apantallado del golpeador, con lo cual no es necesario tirar un hilo desde el apantallado a la conexión de masa general del circuito.

CAMBIANDO EL JACK DE ENTRADA

Jack switchcraft

Esta parte no tiene mucho misterio, excepto, como he dicho antes, poner un recambio de una marca de calidad. Yo utilizo Switchcraft y de momento me ha ido muy bien, son mucho más robustos que los que traen las guitarras normales de serie y de precio andan sobre los 3.50 €, lo cual creo que no es un gran desembolso. Aquí es asegurarse de poner el vivo y la masa, cada uno en el conector correcto o la guitarra no sonará al amplificarla.

Recordad que al montarlo, la horquilla que toca con la punta del Jack del cable de guitarra no toque con las paredes donde habeis puesto la cinta para apantallar el hueco, o tendreis un cortocircuíto y no saldrá señal de la guitarra.

ATENUANDO LA VIBRACION DE LOS MUELLES DEL TRÉMOLO

Para eliminar en gran parte las feas resonancias de los muelles del trémolo que en estas guitarras están demasiado presentes debido al escaso espesor del “tone block” del puente, se pueden rellenar con espuma para evitar que vibren lo menos posible.

Es muy sencillo, lo único que hay que encontrar son unas espumas del tamaño adecuado, es decir, un poquito más grandes que el propio muelle. Unas espumas rectangulares de unos 7 mm de lado pueden ir bien, aunque depende del espesor de la propia espuma. Yo las saqué de los kit que vienen con las maletas PeliCase, pero si no tenéis nada mejor a mano una solución económica es recortarlas de la parte de la esponja de un estropajo.

Para introducirlas pasáis un cordel (o cable fino) doblado a través del interior del muelle, después se engancha la punta de la espuma por un extremo y tiráis del cordel hasta que salga por el otro lado y la espuma quede en el interior del muelle. Tirad con cuidado o se os puede partir dentro a mitad de camino.

Montad los muelles y cortad el sobrante.

Muelles

BLOQUEANDO EL PUENTE

A este respecto no hay mucho que añadir tampoco. Como ya dije, es una opción personal porque pierdes uno de los atractivos de esta guitarra, que es el trémolo.

En estas calidades debemos tener en cuenta que la estabilidad de afinación que nos ofrecen estos instrumentos no es muy buena, no solo por el puente, si no por el resto de elementos que entran en juego cuando accionamos la palanca, es decir, la cejuela, los string trees (guías de cuerda montadas en la pala) y los afinadores, por no mencionar que probablemente los agujeros de los 6 tornillos de montaje en el cuerpo donde va fijado el puente estén mal alineados, fruto del poco cuidado en la fabricación y los poco exigentes controles de calidad.

Otra opción menos crítica es ajustar el puente para que apoye sobre el cuerpo y poder accionar la palanca en una única dirección. Los problemas de afinación no serán tan graves como si lo dejásemos “flotante” (accionable en ambas direcciones), pero seguirán estando ahí.

En fin, esta es una decisión personal. Para los que quieran bloquear el puente, los pasos son muy sencillos. Lo primero será apretar los tornillos de la garra lo máximo para que el puente apoye sobre el cuerpo y aún tirando de las cuerdas (bendings), este no se llegue a mover nunca. Una vez hecho esto, habrá que apretar los 6 tornillos de montaje al cuerpo a tope.

Tornillos puente

Podemos rizar el rizo colocando un taco de madera (maciza y preferiblemente del mismo tipo que la usada en el cuerpo) entre el bloque del trémolo (tone block) y el cuerpo (bajo los muelles). Esto es un poco más laborioso por el hecho de tener que buscarla madera y adaptarla al hueco, pero la mejora en el tono y el sustain del instrumento es notable.

 

ENGRASANDO LOS MECANISMOS DE LOS AFINADORES

Existen muchos tipos de afinadores, por ejemplo los sellados en los que no se puede acceder a su mecánica fácilmente, la ventaja es que no suelen verse afectados por el polvo y la suciedad como los abierto. No es el caso de los sencillos afinadores que monta esta guitarra. Estos son fácilmente desmontables. Al abrirlos, se puede observar que las ruedas dentadas del interior no están muy bien hechas, pero lubricarlas las va a ayudar a tener un movimiento más suave y estable y a retrasar el desgaste.

Quitamos los dos tornillos que fijan el clavijero a la parte posterior de la pala y extraemos el afinador. La carcasa va metida a presión así que debe salir tirando de ella.

Aplicamos grasa para metales, la misma que se usa para las cadenas de las bicicletas o los taladros eléctricos, por la rueda dentada y el tornillo del eje. Giramos la llave del afinador para poner en marcha el mecanismo y que la grasa se reparta bien por todos los surcos. Retira el exceso, si hubiera, con un trozo de papel. Hacemos lo mismo con los otros 5 afinadores, montamos de nuevo en la guitarra y… listo!

Afinador

ACABANDO…

No fue el caso en esta guitarra, pero conviene revisar la cejuela. Es una parte fundamental en el funcionamiento y el tono de la guitarra y en estas gamas, suelen ser de plástico cutre y, en ocasiones, estar mal ajustadas o rematadas. Limpiar con un cepillo pequeño (de uñas o de dientes reservado a estos trabajos) y revisar si tiene rebabas que podemos eliminar con una cuchilla afilada. Si está muy desgastada en algún surco y provoca zumbidos o trasteos habrá que sustituirla por una nueva. La instalación de la cejuela es algo un poco complejo y prefiero hablar de ello más extensamente en un futuro artículo dedicado únicamente a ello, pero sin duda es una de las mejoras más críticas que se le puede hacer a un instrumento de esta gama.

Una vez hecho esto, colocamos las cuerdas no sin antes aplicar una gotita de grasa en los caballetes del puente donde apoya cada cuerda, los huecos de la cejuela y en los string trees. Después pasamos a los ajustes de altura de cuerdas, quintaje, rectificación de la curvatura del mástil y alineamiento, y altura de pastillas, en los que, al igual que con la cejuela, hablaré en concreto de ellos en otras secciones, debido a que son generales para todos los instrumentos.

Mi última recomendación es utilizar en este tipo de guitarras un juego de cuerdas del calibre 0.10-0.46 como mínimo. Esto nos aportará mayor “cuerpo” al tono de la guitarra a la vez que mayor estabilidad de afinación.

Solo queda abrillantar con un trapo suave y un producto de limpieza para guitarras y… a disfrutar!!

4 Comments

  1. Julio Morales

    Que buena informacion, he visto en este blog, muchas gracias por la informacion. Ahora mismo estoy en el proceso de mejorar mi Squier Clasic Vibe 50′, apenas empiezo por cambiar todo la tornillera y el jack (marca switchcraft), pienso cambiarle el tremolo completo, los pickups y la clavijera de afinacion. Todo el hardware posible lo estoy cambiando de cromado a dorado.

    Me decidi mejorar mi guitarra ya que me encanta a pesar que es una guitarra de gama baja, estoy seguro que voy a gastar unos dolares de mas.

    ¿Tienes algun tremolo y pastillas vintage que me puedas recomedar?

    Soy de Guatemala.

    1. Hola Julio, la verdad que las pastillas van en gustos. A mi me encantaron las Fender Pure Vintage 56, pero cuidado, que igual tienen demasiada poca salida. Desde luego tienen un tono exquisito para mi gusto. Y como trémolo, no sabría decirte marca en concreto, solo que busques uno con el bloque de acero, lo notarás mucho. Fíjate bien en el espaciado de los tornillos que van al cuerpo, al ser asiaticas, las medidas cambian para los recambios occidentales.
      Otra mejora imprescindibles es cambiar la electrónica (potenciómetros y condensador a CTS y Orange Drop, por ejemplo, si puedes). Veo que la cejuela es de hueso sintético. Ni te molestes en poner una de hueso de verdad, ese material es excelente. Con eso te quedará una guitarra muy seria.
      Saludos!

  2. Miguel

    Yo también tengo una Squier Bullet Strat y están muy bien para lo que cuestan… Eso sí, recomiendo vivamente algunas mejoras… personalmente le he cambiado los clavijeros y con ello consigo una buena y fija afinación… Estoy pensando en cambiarle las pastis pero la verdad con solo cambiar el clavijero tienes guitarra para largo.

    Buen artículo y me gusta sobre todo además de que vas por partes, por las fotos lo que lógicamente lo hace muy atractivo para nosotros los lectores.

    Saludo y enhorabuena.

    P.D. Para cuándo una entrada de cambio de pastis y componentes… en fin un pickguard completo?
    Saludos

    1. ¡Hola Miguel!
      Bienvenido y gracias por tus comentarios.
      La verdad, que tal y como describo en el artículo, quedé gratamente sorprendido por la calidad de la guitarra, ya que aunque los casi 200 € que cuesta son dinero, lo que cabe esperar en esa gama de precios es un instrumento bastante peor. Tras probar también la Jack & Danny TL, solo puedo decir que parece que los chinos se están poniendo las pilas.
      El tema de cambiarles componentes a este tipo de guitarras es un asunto personal y un tanto peliagudo, por lo que comento de que a veces el precio de las mejoras terminan igualando o superando el valor de un instrumento de gama superior, pero qué duda cabe que cualquier mejora, como cambio de afinadores o pastillas, va a suponer un cambio más que evidente (para mejor, obviamente) y más en este tipo de guitarras.
      No obstante, la mejor inversión que yo haría en esta guitarra antes que las pastillas incluso, es el puente. Un Gotoh con tone block de acero es caro, pero la diferencia es asombrosa, pero bueno, es solo mi opinión personal.
      Sobre el tema del golpeador de momento no lo tengo en mente, pero todo llegará. De todas maneras puedes echarle un ojo a este par de artículos (aquí, aquí y aquí)donde puedes encontrar referencias al golpeador y a las piezas que habitan bajo él.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *