Creando a Doppelgänger #3

Tus hijos no son tus hijos, son hijos e hijas de la vida deseosa de sí misma. No vienen de ti, sino a través de ti y aunque estén contigo no te pertenecen. Así comenzaba el poema del libanés Jalil Gibran que mis padres han tenido colgado de la pared de su cuarto durante toda la infancia que puedo recordar.

En su momento, mi por entonces (aún más) blando cerebro jamás llegó a recalar demasiado en su significado. No más allá de usar estas primeras líneas para contestarles cada vez que pretendían castigarme (todos hemos utilizado de niños la retórica… con poco éxito, por lo general). Pero supongo que a fuerza de verlo y releerlo (y cuando aprendes a leer, lo lees todo) esas palabras quedaron muy marcadas, dándome cuenta años después del profundo, libertario y anarquista significado que encerraban.

Let’s there be light

Independientemente de la obvia intención del escrito sobre la paternidad y maternidad, yo extraigo una doble lectura. Al final engendrar, bien sea hacer un bizcocho, un bebé o pintar la Capilla Sixtina, va todo de lo mismo: la creación. Concibes algo en tu imaginación, de manera abstracta, te pones a trabajar en ello y lo traes al mundo terrenal, de manera física.

En este punto tienes dos opciones: emperrarte y hacer exactamente lo que tenías pensado en origen cueste lo que cueste, o dejarte llevar un poco y que sea la misma obra la que te guíe en su propio proceso de creación. Es a John Lennon a quien se le atribuye la famosa frase de “la vida es aquello que nos va sucediendo mientras estamos muy ocupados haciendo otros planes”. En mi opinión, está muy bien marcarse objetivos claros, pero si no eres flexible con lo que te va aconteciendo, prepárate a pasarlo un poco mal.

La idea original

Y todo esto es exactamente lo que me ha sucedido al manufacturar las Doppelgänger #3 y #4. Lo que empezó en mi imaginación como una réplica de la Fender Telecaster del 58 “Dragon” que Jimmy Page usó extensamente en los primeros discos de Led Zeppelin terminó siendo, en mi opinión, un modelo más tradicional. Pero con un curioso y no muy usual acabado natural.

Pese a que no he descartado el proyecto del todo y espero poder llevarlo a cabo algún día, supongo que no era la guitarra destinada a tal fin. Por eso mismo en ella se pueden apreciar de un solo vistazo algunos de los ecos de la guitarra de Page. Poco a poco los iremos desgranando.

Analizando a Doppelganger#3

El cuerpo

Para empezar, como la Tele del 58 que iba a haber sido, usé un tablón de fresno del pantano de dos piezas unidas por el centro. Si bien el tablón resultó ser un poco pesado (ser fresno del pantano no nos garantiza ligereza, pues depende de la zona del árbol de la que proceda), buscaba sobre todo un dibujo de veta en la zona del brazo que se pareciese un poco a la de la guitarra original. Hay quien relaciona esas vetas con el humo saliendo de las fosas nasales del dragón del dibujo. También hay quién ni siquiera es capaz de ver al dragón. Este tablón fue el más parecido que pude encontrar sin dejarme una fortuna eligiendo maderas.

En la siguiente foto podéis ver el cuerpo extraído ya del tablón junto con el de su hermana Doppelgänger #4. Para no repetirme, aquí encontrareis el artículo que escribí recientemente sobre cómo construir uno.

guitarra Telecaster Fresno álamo ash poplar
Fabricando cuerpo guitarra Telecaster
cuerpo telecaster fresno ash

Piezas guitarra Telecaster

El mástil

Para el mástil volví a elegir Hosco, fabricante japonés de muy buena calidad. Buen arce sencillo, sin florituras, y diapasón de palorrosa. El perfil es C grueso y el radio de diapasón es 7,25” como correspondería a los modelos de los años 60. Al igual que hice en el mástil de la Doppelgänger #1, sustituí los trastes vintage de serie por unos medium jumbo. Esto, en mi opinión, mejora el tacto y la comodidad. Hay cierto debate sobre si la Dragon original tenía instalados trastes más grandes. Los afinadores, los siempre fiables y clásicos Kluson Double Line. Cejuela de hueso y una única guía de cuerdas en forma de mariposa. Todo muy en la línea de la Telecaster de Jimmy. Un par de fotos de su ensamblado al cuerpo.

taladrar tornillos mastil guitarra
montando mastil telecaster cuerpo
taladrar tornillos mastil guitarra
montando mastil telecaster cuerpo

El mástil se ensambla bastante ajustado en el neck pocket del cuerpo, lo cual es genial. Después del lacado ganará incluso algo más de grosor y hará que la unión quede bastante apretada. Esto será fantástico para transmitir las vibraciones de una pieza a la otra.

El acabado

Preparación, tinte y lacado

Cubrimos el diapasón con cinta para que no le caiga barniz en esa parte al lacar. Por supuesto, y como no podría ser de otra manera, aplicamos 12 capas de nitrocelulosa.

Nos queda preparar el cuerpo para su pintado. Con la réplica de la Telecaster Dragon aun en mente, teñimos el cuerpo de ese tono ligeramente amarillento que se aprecia en las pocas fotos que existen en color de la guitarra. Cubrimos con cinta todos los huecos y aplicamos el tinte con una muñequilla.

proteger laca barniz mastil

cuerpo telecaster fresno ash
tinte telecaster fresno ash
tinte nitorlack telecaster
tinte telecaster fresno ash

Usamos tintes con disolvente Nitorlack, en este caso el color miel y el nogal. Las primeras manos las damos con mayor concentración del segundo para oscurecer las vetas más profundas.

aplicar tinte cuerpo telecaster

No puedo negar tu individualidad

En realidad, este fue el punto de ruptura. Mi idea de hacer un tributo a aquella Telecaster que sonaba en los últimos discos de The Yardbirds se desvaneció. El momento en que me di cuenta de que mi hija no era mi hija, que estaba reclamando a gritos su propia individualidad, de ser ella misma. ¿De verdad quería tapar con un dibujo de colorines esta veta tan espectacular? Si lo hiciese no me lo perdonaría jamás. Así que la ayudé a seguir su propio camino. Lo siento Jimmy, otro día será.

Personalidad propia

Las siguientes manos de tinte las di más claras, con mayor concentración de miel. Y fui lijando entre manos para homogeneizarlo. Seguí con ello hasta conseguir un tono que me convenciese.

lijar tinte cuerpo telecaster

Telecaster fresno nitro ash

Aquí la podéis ver junto al cuerpo de su hermana. Apreciad la diferencia entre un cuerpo tintado y uno en crudo.

Los más avispados estaréis pensando: ¿qué ha pasado con la fase del tapa poros antes de teñir el cuerpo? Porque que el fresno es una madera con poros muy grandes. En realidad, quería un lacado 100% nitro y sin otros elementos en la madera. El resultado fue interesante y creo que en ello radica el encanto de esta guitarra.

Aplicamos 6 finas manos de imprimación nitrocelulosa transparente con un ligero tinte. Tras ellas, otras 9 finas manos de laca transparente. Nada que no haya explicado anteriormente aquí.

Pulido y abrillantado

Una vez lacado tanto el cuerpo como el mástil y tras su mes de secado y curación, nos disponemos a pulirlos para abrillantarlos.

pulir telecaster nitro finish
pulir telecaster nitro finish
pala Telecaster Doppelganger
telecaster fresno ash nitro
telecaster fresno ash nitro
telecaster fresno ash nitro

Espectacular. Como podéis ver, el lacado ha quedado con un efecto como de poro abierto, que a mí personalmente me encanta. Es la consecuencia de habernos saltado el tapa poros. Si os fijáis en los planos más cercanos veréis como unos restos de color blanquecino en ellos. Se trata del residuo de la pasta de pulir, que tuve que quitar con un cepillo de dientes suave humedecido y un ratito de paciencia.

Electrónica

Montamos la electrónica que va a consistir en una instalación básica de Tele. Volumen y tono de 250k logarítmicos de la marca CTS, conmutador de tres posiciones CRL, condensador Orange Drop de .47uF y Treble Bleed, todo ello conectado con cable de algodón.

control plate Telecaster CTS

Pastillas

Sobre las pastillas tuve algunas dudas al principio. Me llamaban mucho la atención las Fender Grey Bottom. Estas se pueden encontrar en las PV64, y al tener mi criatura cuerpo de fresno y mástil de arce con diapasón de palorrosa, como los modelos de los primeros 60, pensé que podrían encajar muy bien. Pero el coste y la disponibilidad las pusieron tan fuera de mi alcance inmediato que comencé a barajar otras opciones.

El juego de Tonerider que instalé en su día en mi Cimar Stratocaster me gustó tanto que decidí buscar el kit de este fabricante que más se pareciese a las Grey Bottom. Cuando leí algunas opiniones muy positivas sobre las Vintage Plus y que su impedancia era de 6.8 y 6.5 K ohmios, me decidí a probarlas.

No tengo palabras para definir el tono, la dinámica y la articulación de esas pastillas. Me parecen sencillamente alucinantes.

El secreto del tono

Hablando del tono, casi tan importante como la electrónica en una Telecaster, es el puente. Ya he comentado en varias ocasiones que, según mis pruebas, gran parte del tono y del carácter de la guitarra yace en el material y la forma de las selletas. En la Telecaster Dragon estas eran de acero roscado. Los instrumentos con este tipo de puente tienen una particular crudeza y mala leche.  Esto se puede apreciar en otras Teles célebres que las poseen, como la blonde de Robben Ford, la 59 de Jim Campilongo o la propia Dragon.

El golpeador es de tres capas y de color crema, no blanco del todo. Pienso que le favorece mucho más. Por supuesto, muchos me sugeristeis a través de redes sociales que lo pusiera en negro o tortoise, pero como ya os he dicho, la criatura tenía sus propios planes 😉

Juntando todo

Así que una vez que tenemos todas las piezas, llega la hora del ensamblado.

instalar string ferrules telecaster

pastillas telecaster tonerider
neck joint telecaster
cuerpo fresno telecaster ash
neck joint telecaster

 

montaje guitarra Telecaster
Ensamblado Telecaster
Ensamblado Telecaster

Terminamos de tallar la cejuela de hueso…

allar cejuela hueso telecaster

¡Y lista! Unos cuantos planos de cerca:

puente fender telecaster acero

mastil trastes telecaster medium jumbo

Mi mejor cliente

Mi primera idea, como ya he explicado, fue construir esta guitarra replicando a la de Page y ponerla a la venta entre los fans del guitarrista. Pero llegados a este punto y tras ajustarla y tocar con ella un poco… decidí que me la tenía que quedar. ¡Estoy perdidamente enamorado de esta guitarra! El tono, enchufada al ampli, es espectacular, el mástil grueso (aunque no bate de baseball), con radio 7,25” y trastes altos se adapta a mi mano de manera adictiva (¡yo, que mi radio favorito era 12” hace nada!), y el cuerpo transmite unas vibraciones al tocar difíciles de describir. ¿Cómo voy a deshacerme de ella? De nuevo constato que soy mi mejor cliente 😉

Recientemente he leído que Fender tiene planes de lanzar un modelo réplica de la Telecaster Dragon el próximo año. ¿Ves, Jimmy? Finalmente tendrás el tributo a tu guitarra de una manera u otra. Esta gente siempre robándome las ideas 😉

Últimos posados

Aquí os dejo otro porrón de fotos para que podáis apreciar el bellezón que ha quedado, cortesía de la gran Irina MJP.

doppelganger guitars telecaster front

doppelganger guitars telecaster

doppelganger guitars telecaster puente

doppelganger guitars telecaster control plate

doppelganger guitars telecaster back

doppelganger guitars telecaster neck plate

doppelganger guitars telecaster string ferrules

doppelganger guitars telecaster tuners

doppelganger guitars telecaster pala

doppelganger guitars telecaster front

doppelganger guitars telecaster pala

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *